viernes, 30 de noviembre de 2018

Nivea: silk mousse raspberry rhubarb - Review

¡Hola!

No sé si recordaréis que en verano (qué lejos queda ya, teniendo las ciudades ya decoradas con motivos navideños y con anuncios de turrón en la televisión cada pocos minutos) os enseñé la espuma de ducha de limón y moringa de Nivea. Si os lo perdisteis solo tenéis que hacer clic AQUÍ.

En esa reseña a os avanzaba que no era el único aroma disponible, así que me lancé a por otro, que es el que os voy a presentar hoy.


Si me leéis desde hace tiempo no será ningún secreto que os diga que Nivea se ha convertido en una marca muy presente en mi vida. Solo tenéis que pinchar en la etiqueta con su nombre para ver todos los productos que he ido probando estos años.




- El envase es de metal. Primera gran diferencia frente a los geles de ducha tradicionales es que no viene en un bote de plástico. Por tanto es super robusto y consistente. Si en la otra reseña os comentaba que una vez usado lo guardaba para evitar que el bote quedara en contacto con el agua, esta vez me la he jugado. Y puedo deciros que no le pasa absolutamente nada al envase, no se ha oxidado ni nada parecido.

El dosificador tiene abertura estrecha y plana pero es suficiente para que salga la espuma

Y tiene un tapón de plástico para protegerlo.



- Olor: es bastante suave y muy relajante. El ruibarbo hace que no tenga un olor demasiado frutal y la frambuesa queda escondida en la fragancia. Al principio no me convencía mucho, pero con el uso me he ido acostumbrando y puedo deciros que ha terminado gustándome ;)

- Color: blanco.  No hay variación según el aroma que elijáis, no va a estar "teñida" de rosa en este caso, aunque no hubiera estado nada mal, ¿verdad?

- Textura: mousse, como su propio nombre indica. 



- Modo de empleo: agitar antes de usar. No hay más misterio. Pero por si acaso tenéis el paso a paso en cada bote ;)


- ¿Hace mucha espuma?  SÍ, es espuma en si mismo. Para muestra la foto que os puse un poco más arriba.

- ¿Perdura el olor? Bastante, pero al ser suave quizá no se nota tanto como con otro geles.

- ¿Hidrata la piel? Mucho. No necesito ponerme crema hidratante después de ducharme con esta mousse. Con eso queda todo dicho.

- Ingredientes: os pongo la foto de ellos como buenamente puedo, al ser curvo el envase... Pinchad para verlos con claridad.



- Recomendación: después de gastar casi 2 botes, os aconsejaría que no lo usarais a diario. Especialmente este. ¿El motivo? Relaja un montón y es por eso que lo recomiendo para los fines de semana. Pero eso ya es algo que os tocará decidir cuando la probéis ;)

- Tamaño: 200 ml. Por ahora es formato único, no lo venden más grande.

- Caducidad: 12 meses.

- Fabricado en Alemania.

- Precio: ahora mismo está a 2,60 €, lo cual me parece accesible para mimarnos todas las semanas sin gastarnos demasiado.

- ¿Dónde comprar? Todos los productos de Nivea los pido en Notino. Pero como es una marca accesible supongo que sea posible encontrarlo en otros establecimientos.

- ¿Lo recomiendo? Sí, si no habéis probado aún el gel de ducha en textura mousse me parece una opción muy buena. En mi caso no era el objetivo engancharme, sino probar algo nuevo, pero me parece que se está haciendo un hueco entre mis productos de higiene personal.

- ¿Repetiría? Sí, me ha gustado. Por ahora lo que he hecho ha sido cambiar de aroma y he visto que tienen otros 2. Así que en cierto modo voy repitiendo pero probando todas las variantes que se ponen a mi alcance jeje

¿Conocíais este gel de Nivea?, ¿lo habéis probado?, ¿os gusta?, ¿qué geles de ducha me recomendáis?

martes, 27 de noviembre de 2018

NOTD with Orly: Princess

¡Hola!

No quería terminar el mes sin enseñaros una manicura.

Hoy os quiero enseñar otro esmalte de Orly, llamado Confetti.. En realidad ya os lo presenté en la manicura de san Valentín y lo he usado como base en esta manicura de flores vintage y también en la manicura de flamaencos. Pero hoy va a ser el protagonista por completo.



Pertenece a la línea regular de esmaltes de Orly, que contienen 18 ml, tienen pincel de acabado en curva (a ver si os saco foto para otra ocasión), es vegano, 12 free y crueltry free. Es decir, de la mejor formulación que hay en el mercado en estos momentos. Y fabricados en Los Ángeles.

Os subí a mi IG un nail swatch, pero creo que aquí se aprecia perfectamente el tono.

Y sin más preámbulos os cuento que al verlo solo me venían a la mente diseños cuquis, no podía ser de otra manera. Añadir que es un tono muy clarito y no cubre tan bien como me gustaría. Suelo aplicar 2 capas de esmalte en cada manicura. En este caso necesité 3. Pero no hay problema, al final queda un tono homogéneo. Además, es perfecto, junto con el tono gris que os enseñé en la manicura de conejo, para esos días que no hay humor o tiempo para hacer nail art y llevamos las uñas con tonos lisos. 

Así que hoy os mostraré mi primer nail art de princesa.

He utilizado también el siguiente material:



- Esmalte fucsia especial para nail art de Claire's.
- Esmalte amarillo de Covergirl.
- Esmalte blanco de Orly.
- Esmalte dorado de Catrice.
- Esmalte negro especial para nail art de Masglo.
- Tachuelas.
- Dooting tool.
- Pinza para coger las tachuelas.

En este caso no he utilizado top coat para pegar las tachuelas porque si lo aplicas sobre el propio esmalte antes de que seque queda mejor.

¿Queréis ver el resultado?



Por aquí se asoma una princesa...No sé si se apreciará bien, pero para dar sensación de profundidad en el cabello le he puesto reflejos dorados.



Y en el pulgar he dibujado el escote de un vestido....



Me he inspirado en la Bella Durmiente, aunque no me quedaba hueco para hacer su corona característica. Así que lo dejamos en princesa a secas, ¿le veis un aire?

¡Espero que os haya gustado esta manicura!

¿Os ha hecho sentir como una princesa este diseño?, ¿os ha gustado el esmalte rosita de Orly?, ¿me dais más ideas para combinarlo?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...